Estimadas familias:

Es para mí un privilegio daros la bienvenida a Saint Nicholas School, una escuela con vocación de educar personas, donde nuestro objetivo es entrenar a nuestros estudiantes para que sean ciudadanos de su tiempo, profesionales formados y competentes y, sobre todo, personas íntegras y felices.

Este gran reto que tenemos entre manos pasa por entender a nuestros alumnos como verdaderos protagonistas de su aprendizaje, un proceso donde prima no sólo la educación del intelecto y de la formación cultural, sino también la gestión de las emociones y la formación del carácter.

A través la formación intelectual fomentamos no sólo la adquisición de contenidos, sino también el logro de competencias, con el objetivo de proporcionar a los alumnos recursos y herramientas de aprendizaje que los preparen para un futuro profesional en un mundo globalizado y cambiante, en el que cada vez se valoran más habilidades personales como la capacidad de análisis, las aptitudes comunicativas o facultades como la resiliencia y la toma de decisiones.

Por ello fomentamos una metodología innovadora, capaz de responder a las necesidades individuales de cada uno de nuestros estudiantes. Nuestro objetivo es que cada uno de ellos pueda desarrollar plenamente sus capacidades, independientemente de sus características o circunstancias personales.

En esta preparación para el futuro juega un papel clave el dominio del inglés como lengua vehicular, con la que queremos promover una mentalidad internacional y un background cultural que permita a nuestros alumnos entender y vivir con otras realidades sociales y culturales.

Además, hacemos una clara apuesta por promover el desarrollo mental y físico de nuestros estudiantes a través del arte y el deporte. Con el aprendizaje del arte y de la música queremos estimular talentos como la creatividad, la intuición, o facultades como la inteligencia lingüística y la lógica-matemática. De la misma manera, a través de la práctica del deporte, fomentamos entre nuestros estudiantes el trabajo en equipo, los formamos en la adquisición de hábitos saludables y los educamos en la organización del ocio y el tiempo libre.

Nuestro proyecto no estaría completo y quedaría desprovisto de su significado total si no fuera de la mano de la formación de la persona, es decir, de un trabajo personal y emocional que promueva en cada uno de nuestros alumnos la formación del carácter y la voluntad, para después acompañarlos en el camino que los conduzca a identificar su pasión y su propia vocación. Todo ello con el fin de que se enfrenten a sus propios desafíos por sí mismos, desde la responsabilidad y el respeto, desde la conciencia social y desde la construcción de unos valores cristianos que los acompañen a lo largo de su vida.

En definitiva, nuestra vocación es hacer de cada uno de nuestros alumnos la mejor versión de sí mismos, proporcionándoles herramientas y desarrollando habilidades que garanticen el éxito futuro y los animen a alcanzar sus sueños.

Y para que todo esto sea una realidad, tenemos el mejor equipo de profesionales, que serán sus guías a lo largo de todo el camino educativo gracias a un seguimiento individualizado, a una pedagogía innovadora y a programas transversales que abordan ámbitos tan valiosos como la educación emocional en el aula, una orientación preuniversitaria de calidad o programas de participación social y de liderazgo.

Sin más, y con la ilusión de presentaros nuestro sitio web, aprovecho esta oportunidad para agradeceros la confianza que ponéis día tras día en el Colegio, y os invito a que, con vuestro apoyo y compromiso, todos seamos partícipes de este gran reto que tenemos en nuestras manos, el de dar a vuestros hijos una educación integral de calidad que englobe todas las dimensiones del desarrollo humano: personal, familiar y social.

Recibid un cordial saludo,

María Alcaide

Directora

Directora
María Alcaide, Directora